La ubre con ruedas

Desde hace poco más o menos medio siglo – en otros países más – los españoles nos hemos motorizado a base de realizar un gran esfuerzo económico, sin olvidar también el coste personal y social causado por los graves problemas derivados de los accidentes de tráfico. Ninguno de estos importantes inconvenientes nos ha disuadido, ni a conductores en activo ni a futuros conductores, de poseer vehículo propio, lo que me hace pensar lo siguiente ¿Qué tienen los coches para que gustosamente hagamos tantos esfuerzos para poseerlos? Continúa leyendo La ubre con ruedas

Trabajo mal hecho

Vivimos en una nación en la que una parte importante de su ciudadanía contempla como algo normal su desenvolvimiento en la vida siguiendo la ley del mínimo esfuerzo personal, dentro de su más amplio espectro, que oscila entre el famoso escaqueo y la subvención inmerecida; en cualquier caso, también hay otro aspecto muy relacionado con este esfuerzo al que los poderes públicos españoles deberían tener muy en cuenta a la hora de fomentarlo y darle su apoyo, que no es otro, que el TRABAJO BIEN HECHO, así ¡con mayúsculas! Continúa leyendo Trabajo mal hecho