Reactancia impenetrable

En su día, describí en la dirección de Internet http://www.ganandobarlovento.es/estanque-parte-i-2/ la construcción de un estanque, en la que, entre otros, hacía mención a un filtro de luz ultravioleta (UV). Este filtro era y es el Tetra UV 3000 (ver Fig. 1), en cuyo interior se aloja una lámpara que genera este tipo de luz, y que puede verse en la Fig. 2.

fig 1

Fig. 1

fig 2

Fig. 2

Esta lámpara es un tubo PL con casquillo G3 (2 pin) y 5 W de potencia que, a su vez, está alimentada eléctricamente por el aparato de la Fig. 3.

fig 3

Fig. 3

Tras algunos años de funcionamiento, este aparato dejó de funcionar, con lo que se me planteó el problema de conseguir otro. Encontrándome en esta situación, observé que un flexo que tenía en casa estaba alimentado por un aparato idéntico al averiado, de modo que, ni corto ni perezoso, se lo saqué a éste y lo instalé en el filtro, con resultado plenamente satisfactorio. Durante unos tres años funcionó sin problemas, al cabo de los cuales también dejó de funcionar, con lo que volvió a repetirse el mismo problema y, en consecuencia, tomé la decisión de localizar este aparato a través de Internet, pues consideré que encontrarlo en tiendas del ramo era, poco menos, que misión imposible.
Debo decir que no estoy familiarizado con este tipo de aparellaje eléctrico, de modo que, a través de Internet y algo de paciencia, fui adquiriendo los conocimientos suficientes como para llegar a la conclusión de que el aparato en cuestión es una reactancia y, con la inestimable ayuda de uno de mis hijos, llegué a la conclusión de que el aparato averiado podría ser substituido por una reactancia convencional de las que se encuentran sin dificultad en la mayoría de las tiendas del ramo.
En estas estaba cuando, enredando por casa, me fijé en otro flexo que usamos habitualmente, pero este, a pesar de tener el mismo tipo de tubo fluorescente que el ya mencionado – tubo PL, casquillo G3 de 11 W (ver Fig. 4) -, no estaba alimentado por un aparato de aspecto similar al de la Fig. 3, lo que me llevó a comprobar cuál era su forma de alimentación. El resultado de esta comprobación, ratificó la conclusión a la que antes me he referido: el aparato en cuestión es una reactancia, como lo demuestra la imagen que tomé de él, visible en la Fig. 5

fig 4

Fig. 4

fig 5

Fig. 5

El hallazgo me permitió hacer el esquema del circuito eléctrico del flexo y, por lo tanto, de todos los que alimentan lámparas del tipo tubo PL, casquillo G3, sean fluorescentes o de luz UV, esquema que, por otro lado, también está dibujado sobre muchas reactancias. En función de los conocimientos que adquirí sobre este tema, debo advertir que el esquema que aquí reproduzco, solamente es aplicable a tubos de 5, 7, 9 u 11 Watios (ver Fig. 6) y, en consecuencia, también la reactancia debe de ser capaz de soportar esas potencias, aunque es muy probable que solo se comercialice una única reactancia – rotulada como de 5/7/9/11 W – para cualquier tubo que tenga una de esas potencias.

fig 6

Fig. 6

Puntualizo que el condensador debe ser imperativamente de 250 V. como mínimo, aunque su capacidad puede ser de un valor diferente al indicado en el circuito; también es posible utilizar una reactancia de más potencia. En este sentido deseo decir que he hecho pruebas con una reactancia de 18/20 W y un condensador de 0.047 µF con resultados plenamente satisfactorios.
Finalmente, no quiero olvidarme de recordar que 220 V es una tensión con la que se deben adoptar cuantas precauciones de seguridad sean necesarias para evitar cualquier contacto con ella.

Página principal:

http://www.ganandobarlovento.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *