La renunciada paternidad de mi Volkswagen Golf

Tras rodar 39.271 Km en tres años y medio, consideré conveniente substituir las ruedas delanteras de mi coche al haber observado en ellas un excesivo desgaste en sus bordes de rodadura exteriores, pese a que sus testigos de desgaste aún se mantenían intactos. Mi sorpresa se incrementó, cuando el taller encargado de su substitución me informó que el desgaste del borde interior de las ruedas (ver Fig. 1) todavía era mayor, y que, como era de esperar, atribuyó a una inadecuada alineación de ruedas.

Fig. 1

A consecuencia de lo dicho y convencido de la anormalidad de lo ocurrido a las cubiertas de un coche tratado con «guante blanco» y – hasta esta substitución de ruedas – nunca manipulado por ajenos a la red Volkswagen, decidí informar de esta anomalía al Servicio de Atención al Cliente de la marca, para lo que preparé un .pdf con el texto siguiente:
Lo que sigue, describe una anomalía detectada en el Volkswagen Golf que acreditan:
– Esta ficha técnica:
– Y el siguiente permiso de circulación:
Cuando este coche registraba un recorrido de 39.271 Km, el pasado día 18-7-2018 se procedió a la substitución, por desgaste, de sus dos ruedas delanteras, marca Hankook, Ventus Prime2, 205/55R16 91V. Ambas presentaban un anormal desgaste de su lado interior en el sentido de marcha, tal como se aprecia en la fotografía siguiente:
Las ruedas están en la misma posición relativa de su montaje en el coche, y su dirección de rodaje era de abajo hacia arriba, en relación con esta imagen. Como es evidente, sus testigos de desgaste estaban todavía intactos, algo que aconsejó una realineación de ruedas a causa de los incorrectos resultados obtenidos (ver imagen inferior) como consecuencia de su incorrecta alineación.
Finalmente, y tras casi cuatro años de uso del coche, hay que añadir que:
– es la primera vez que entraba en un taller no oficial Volkswagen;
– ha rodado dentro de los límites legalmente establecidos;
– no ha rodado por caminos sin asfaltar, empedrados o bacheados;
– la presión de inflado ha sido de 2.5 bar;
– la alineación comprobada fue la que, en su momento, realizó Volkswagen pues, si se desreguló con solo 39.271 Km, lo descrito aquí puede pasar de anomalía a serio problema.
Soy consciente que lo descrito es una minucia comparada con otros problemas que, seguramente, tendrá Volkswagen. También deseo aclarar que esta descripción no está hecha en clave de crítica, es solamente una información que traslado a esa empresa por si consideran conveniente su análisis.
Fdo.:
Victor Amo Fuentes
Por razones obvias he omitido aquí las tres fotocopias mencionadas, y la fotografía a la que hace referencia el .pdf, es la mostrada en la Fig. 1. Este documento fue enviado por correo electrónico con el siguiente texto:
Sres.:
Durante el primer cambio de cubiertas de mi Volkswagen Golf, se detectó una anomalía que, francamente, no esperaba en un coche como este. En consecuencia, les adjunto un .pdf describiendo tal anomalía, por si consideran que es merecedora de un análisis más técnico.
Un saludo,
V. Amo
Este correo fue respondido así:
Apreciado Sr. Amo:
Le agradecemos que se haya puesto en contacto con nosotros.
Le agradecemos que nos haya informado acerca de su experiencia con el vehículo y la recogemos, ha sido muy amable por su parte que se tomara el tiempo necesario para relatarnos su incidencia.
Así mismo, el hecho de haberse dirigido con su vehículo a un taller ajeno a nuestra Red de Servicios Oficiales Volkswagen, nos impide facilitarle explicaciones sobre las anomalías que nos indica, así como de las reparaciones que se le han realizado.
Quedamos a su disposición y reciba un cordial saludo.
Atención al Cliente Volkswagen
Recuerde que estamos a su disposición. Si tiene alguna consulta, puede responder a este email o llamar al
xxx xx xx xx donde su agente Y estará encantado de atenderle.
(He puesto yo las letras en negrita, y las varias x y la Y, también)
Considero inaceptable esta respuesta, pues no les pedí opinión sobre la actuación del taller en el que cambié las cubiertas de las ruedas, únicamente deberían haberse ceñido a lo hecho por Volkswagen que, en mi opinión, es el responsable directo del anormal desgaste de las cubiertas, teniendo en cuenta que, nada ni nadie ha manipulado el coche hasta el momento de este cambio de neumáticos. ¡Bonita manera de eludir problemas utilizando como burladero un taller no oficial!
Dicho lo anterior, di mi respuesta con un correo electrónico del texto siguiente:
Sres.:
Agradezco su tópica, cortés y rápida respuesta. En cualquier caso, les pido disculpas por haberme dirigido a Vds. con un problema que, por lo que dicen, les impide facilitarme explicaciones. Así pues, ruego se olviden del relato de la anomalía que, por error, les he enviado.
¡Ah! se me olvidaba, a partir de esta fecha, quedan liberados del esfuerzo de ponerse a mi disposición.
Saludos,
V. Amo
Si traigo hoy aquí este relato, es para que quién lo lea y tenga un problema parecido, sepa a qué atenerse.

Página principal:
https://www.ganandobarlovento.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.