Objetivo Canon EF-S 17-85 mm: segunda parte de la reparación del diafragma

Viene de:

http://www.ganandobarlovento.es/objetivo-canon-ef-s-17-85-mm-reparacion-del-diafragma/

Tras mi tentativa de reparar el objetivo Canon 17-85, ya explicada en la dirección arriba indicada, me quedó el gusanillo de intentarlo de nuevo; pero en esta ocasión decidí consultar antes las muchas páginas de internet que, para mí sorpresa, comercializan repuestos de todo tipo de cámaras fotográficas. Convencido de que el causante de la avería era un fallo o rotura parcial – señalado con la flecha roja en la Fig. 34 – del circuito impreso flexible (el de color amarillo), decidí comprarlo en una de las páginas que antes he mencionado.

34

Fig. 34

Pocos días después de pedirlo, recibí el circuito impreso flexible, perfectamente embalado, visible en la Fig. 35; por él supe que su nombre correcto es shutter flex cable (cable flexible del diafragma).

35

Fig. 35

Así pues, procedí a desmontar de nuevo el objetivo, pero en esta ocasión – probablemente debido a las manipulaciones que ya acumulaba – un trozo de «nuestro cable» se desprendió del resto, tal como se observa en la Fig. 36. Las flechas rojas indican el sitio en el que se produjo la rotura del cable, que coincide exactamente con la parte de él sometido al efecto oruga (ya explicado en la dirección de internet indicada en el inicio este informe), confirmándose así mi hipótesis de la rotura.
En resumen, la avería del objetivo se debió a la rotura por fatiga de uno o varios de los ocho hilos de cobre de que se compone el cable, simultaneada con la rotura parcial de la lámina que los contiene (la de plástico amarillo), completándose la rotura (y visible a simple vista) a causa de las inevitables manipulaciones a que sometí el objetivo durante los procesos de montaje y desmontaje.

36

Fig. 36

Tras desenroscar el tornillo señalado con la flecha azul y sacar de su alojamiento la lámina metálica que sujeta, procedí a soltar el cable de los ocho puntos de soldadura de estaño que lo mantienen unido a la pieza en la que se aloja el diafragma del objetivo (ver Fig. 37). La finalización de este proceso se ve en la Fig. 38.

37

Fig. 37

38

Fig. 38

Despegué la lámina metálica que permanecía adherida al cable del diafragma y soldé el nuevo cable al portadiafragma del objetivo, además de instalarle la lámina metálica negra (señalada con la flecha negra en la Fig. 39) y la lámina de latón (señalada también con una flecha amarilla en la Fig. 39).

39

Fig. 39

Antes de continuar, debo decir que para realizar el proceso de desoldar el cable roto y soldar el nuevo al diafragma, no conté con el herramental adecuado que tales operaciones exigían, lo que provocó un calentamiento excesivo del área y causó una incipiente deformación del plástico, lo que me indujo a pensar que la reparación no tendría éxito, pese a lo cual decidí montar de nuevo el objetivo. Su prueba no hizo otra cosa que confirmar mis temores, o sea, no funcionó.
Para evitar los problemas originados por las soldaduras de estaño, un año después de este fracaso adquirí por internet el conjunto cable-diafragma, desmonté el objetivo, substituí la pieza dañada por la nueva, y finalmente volví a montar el objetivo. El diafragma izquierdo de la Fig. 40 es el dañado, y no tiene la placa metálica negra, pues ya está instalada en el nuevo diafragma de la derecha; también está desposeída de su placa de latón, aun no instalada en el nuevo.

40

Fig. 40

Debo decir que, en esta oportunidad, he aprendido de éste objetivo muchas más cosas que en todas las veces anteriores, lo que me coloca en situación de pensar que es un artilugio algo menos diabólico de lo que había imaginado.
Después de esta última reparación, un experto fotógrafo, sometió al objetivo a todas las pruebas que consideró oportunas, con resultados plenamente satisfactorios.

Página principal:
http://www.ganandobarlovento.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.