Otro trabajo mal hecho

El relato que sigue, solo tiene interés para quienes, como yo, nos gusta el «hágalo Vd. mismo», y para que sepan a qué atenerse si tienen la mala suerte de verse inmersos en un lance parecido; así pues, aquí dejo los datos.

Un pequeño pero poderoso fallo en el calentador de agua, que lo dejó K.O., nos obligo a mi mujer y a mí a comprar otro en Bricor, sito en el edificio Grancasa de la ciudad de Zaragoza (pese a no ser éste el establecimiento más cercano), influyendo en esta decisión nuestra ya larga y satisfactoria relación con El Corte Inglés, pues hemos sido testigos, en más de una ocasión, de su buen estilo y hacer (Bricor es una empresa del grupo de El Corte Inglés).

De la gama de calentadores ofrecidos por Bricor solo excluimos la marca del averiado, por lo que decidimos comprar el que la dependienta del establecimiento nos ofreció: un Cointra Codesia, modelo E – 10P. Previamente a la compra del aparato, dejé claro que su instalación la haría yo, sin que se produjera ninguna manifestación en contra.

De tan mal hechas, las instrucciones para el montaje del calentador me parecieron sub realistas (Srs. de Cointra: recomiendo que lean instrucciones de la competencia, especialmente extranjera, estoy seguro que notaran diferencias muy apreciables), tanto que decidí prescindir de ellas y echar mano de mi experiencia para averiguar, por mí mismo, la forma de montar el revoltijo de piezas alojadas en una bolsa de plástico transparente localizada en el interior del calentador.

Tras las faenas propias del montaje, llegó el momento de encender el calentador, para lo que leí las instrucciones de puesta en marcha – operación tan simple como impropiamente explicada – y, en consecuencia, gire el mando 1 a la posición de chispa, lo pulse, y simultáneamente pulse también el mando 2, produciéndose el encendido de la llama-piloto. Durante unos 10 segundos mantuve pulsado el mando 1, transcurridos los cuales lo solté, esperando que permaneciera encendida la llama-piloto (tal como dicen las instrucciones). Por mucho que lo intente, no hubo manera de que ésta permaneciera encendida tras dejar de pulsar el mando 1. Pacientemente llegue a mantener pulsado este mando durante 20 minutos, pero siempre con resultado negativo. Creo que, de los muchos intentos que hice, solamente en tres ocasiones la llama-piloto se comporto como dicen las instrucciones, por lo que, tras girar el mando 1 a la posición de llama, funciono el calentador con normalidad, aunque, en todas ellas, lo hizo cuando quiso él y no cuando quise yo. El calentador lo había instalado a 50 Km del vendedor y con mi paciencia agotada, decidí comunicarle el problema telefónicamente (ver Fig. 1).

Fig. 1

Mi interlocutor de Bricor me dijo que devolviera el calentador a cambio de otro. Esta solución – buena para Bricor pero mala para mí – suponía hacer la nada despreciable cantidad de 100 Km, en un día de verano zaragozano a 38 ºC, sin entrar a considerar el gasto que tal desplazamiento representaba para mí. Por este motivo le respondí que la solución no me parecía satisfactoria, e inmediatamente comenzó a hacerme preguntas de esta guisa:

–       ¿Se llevo Vd. el calentador de la tienda?

–       ¿Montó Vd. el calentador?

–       ¿A qué distancia  de Bricor está instalado el calentador?

Las respuestas afirmativas a las dos primeras preguntas unidas a los 100 Km de ida y vuelta para la devolución, parece que le aconsejaron decirme veladamente que el aparato había perdido la garantía, algo que, en absoluto, me habían aclarado antes de la compra del aparato, como ya he dicho. Mi argumentación en contra de la perdida de garantía, aconsejo al interlocutor pasarme con la vendedora que me había atendido durante la compra del aparato, a quien, tras recordarle que le había dicho que éste sería montado por mí, le explique con el máximo detalle lo que le ocurría al calentador. Finalizadas mis argumentos y explicaciones, ella me transmitió que hablaría con el servicio técnico de Cointra con objeto de que propusiera una solución al problema válida para todos, a lo que yo accedí sin cortapisas. Deseo decir que tengo una pésima opinión de la mayoría de los servicios técnicos, pues creo que solo saben hacer la O con el canuto que les facilitan los fabricantes, quienes son los únicos que saben de verdad.

Un día después, y tras hablar con el servicio técnico, la vendedora se puso de nuevo en contacto conmigo – acciones que le agradezco – para decirme las soluciones apuntadas por el servicio técnico Cointra:

a – Instalación defectuosa del calentador.

b – Actuación del sistema que corta el gas al calentador cuando la temperatura de éste es excesiva.

c – A una hora determinada, mantener con este servicio una reunión para aclararme dudas.

d – Enviarme un técnico para solucionar el problema, pero con el condicionante de que si se demostraba un error de montaje, debería hacerme cargo de los gastos de kilometraje, tiempo de intervención, etc., etc.

Pese a que estaba completamente seguro que el fallo del calentador no obedecía a un mal montaje (no era el primero que había instalado), admito que, por un momento, me sobrevino la duda, pero no así a la solución “b” que me pareció muy alejada de lo que realmente le ocurría al calentador. La solución “c”, no digo que no pudiera ser positiva, pero lo único que yo quería era solucionar el problema y no adquirir conocimientos sobre un producto con el que probablemente no volveré a tener más contactos.

Con todo, la solución “d” fue la más chusca, pues ¿qué posibilidades tendría yo de rebatir al servicio técnico, en el más que probable caso de que dictaminara un mal montaje? Creo que ninguna. Esta solución no hizo más que confirmar mis sospechas de que la instalación realizada por mí, suponía la perdida automática de ciertas coberturas de la garantía, dejándola únicamente reducida al cambio por otro calentador.

Así pues, decidí desmontar el calentador, recorrer 50 km de ida, cambiarlo por otro y solicitar una charla con el Jefe de Planta de Bricor, a quién manifesté mi descontento con la forma de resolver el problema, pues durante el tiempo que duró, otorgaron su apoyo y credibilidad al servicio técnico de Cointra, y ninguno a mí, además de censurarle la manera en que Bricor hace frente a las garantías, en los aspectos técnicos y de distancia, algo de lo que, con El Corte Inglés, nunca había tenido la menor queja… Una pena.

Volví a recorrer los 50 km de vuelta y, con bastante desgana, instalé el nuevo calentador exactamente igual que como estaba instalado el averiado y, en esta ocasión, tuve mejor suerte con el producto, pues funcionó y sigue funcionando según sus instrucciones de uso.

Srs. de Bricor: debo recordarles que el cliente, aunque esté equivocado, siempre tiene razón.

Servicio técnico de Cointra Zaragoza: nunca infravaloren a ningún usuario de los productos que Vds. atienden, pues deberían saber que la historia registra bastantes casos en los que el alumno propinó un “revolcón” al profesor.

Página principal:

http://www.ganandobarlovento.es/

6 comentarios sobre “Otro trabajo mal hecho”

  1. Creo que me está pasando lo mismo con un calentador Cointra, me están haciendo revisar y cambiar toda la instalación previa del calentador antes de venir, así que me parece que cogeré el calentador y se lo tiraré en la tienda para que lo reciclen

  2. Hace año y medio compre un termo electrico Cointra de 50 litros. Me dijeron que tenia una garantia de 2 años y me costo 220 € . Un dia en la mañana empezo a caer agua y saltaron los automaticos. Aparentemente se trataba de una picadura en el deposito (la verdad poco duro). LLame al servicio tecnico y cuando les vino bien me llamaron por telefono. Me pidieron la factura e compra (lo normal) pero aparte me dijeron que tenia que tener un certificado de revision anual del anodo para poder aplicar la garantia. Osea que anualmente hay que gastarse 50 o 60 € en una revision del anodo. ¿Que clase de MIERDA de garantia es esa? ¿Al final en cuanto me sale el calentador? . A mi entender todas son excusas para no aplicar la garantia a un producto que ha todas luces ha salido defectuoso. TERMOS COINTRA ni loco vuelvo a confiar en esa marca y mucho cuidadito con la supuesta garantia.. Cointra definitivamente NUNCA MAS!!!

  3. La marca cointra deja mucho que desear son termos de naja calidad y piezas muy debiles y malas comprar cointra es tirar el dinero

  4. Yo compre caldera cointra a una web por internet, nueva. La instaló un instalador oficial con carnet de instalador ajeno a sat cointra. En la instalación y con un gasto de instalación por tiempo, desplazamiento, materiales etc, de unos 250€ la caldera fuga, nadie de cointra contesta al tlf, , pues alguien debe pagar esos gastos, por lo que pedí al técnico localizara y reparara la fuga. Ese sobre coste de instalación, cointra Valencia ni sede central Madrid, quieren pagarlo, disimulan (unos 40€ de 1h+iva). Ni la web termohogar que argumentan solo son punto de venta, o sea que todos huyen de la garantía de 2años. Ahora tengo que valorar denunciar con mi abogado, y cointra NUNCA mas.
    *Cuidado, sat cointra Valencia cobra desplazamiento mas 0.97€/minuto+iva…..

  5. JCarlos:
    Nada de lo que comentas me resulta extraño ni ajeno. Curiosamente, son casi siempre las empresas de gran tamaño – que no importantes – quienes, una vez vendidos sus productos o servicios, se desentienden de cualquier deficiencia que éstos pudieran presentar, para lo que se valen de las argucias más peregrinas o, simplemente, dan la callada por respuesta; para muestra dos botones:
    https://www.ganandobarlovento.es/la-renunciada-paternidad-de-mi-volkswagen-golf/
    https://www.ganandobarlovento.es/perplejidad/
    Saludos,
    V. Amo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.