Reflexiones

– El acoso laboral es una práctica ruin que solo sirve para degradar sicológicamente a quien la sufre y para reafirmar la egolatría, crueldad y cobardía de quien la ejerce.

– Solo en casos muy excepcionales triunfan quienes únicamente se valen de su propio esfuerzo. En España la clave del triunfo son los amiguetes de cualquier pelaje, conseguidos a base de hacer la pelota, de hacer favores o de ambas cosas.

– Quien se enriquece trabajando, es porque ha bordeado la ley, o ha estado claramente fuera de ella, pero no le han “pillado”.

– Casi todos los triunfadores son aquellos quienes en su vida actúan con una hábil mezcla de inteligencia, memoria, deshonor, perversidad y grandes dosis de buena suerte.


– Las sentencias judiciales se basan en hechos probados, por eso sería maravilloso que existiera la «máquina de probar hechos», pues, con toda seguridad, muchos D. Fulano, excelentísimos, ilustrísimos, vuecencias, señorías y demás relevantes personajes, pasarían a ser vulgares delincuentes.

– El comportamiento que observo en muchas personas, consideradas como masa, me parece cada vez más desalentador. Entre ellos incluyo: algunos de los acuerdos que se toman en las comunidades de vecinos; la obsesión de muchos por estar pendiente de la vida de los demás, despreocupándose de lo que verdaderamente influye en la suya propia; y el sectarismo de otros tantos, que les lleva a considerar la política y a ejercer sus derechos ciudadanos, en la misma clave que lo hacen muchos fanáticos de ciertos deportes.

– Casi todas las construcciones y artefactos hechos por el hombre, tienen tendencia a funcionar sin causar daños a las personas; pero cuando esto ocurre, existe gran probabilidad de que ello sea atribuible a la maligna participación de la avaricia humana en alguna o todas sus fases de diseño, construcción, fabricación o explotación.

– La libertad, tal como yo la entiendo, no es solo la que machaconamente proclaman los políticos, sino que es el estado que permite actuar a las personas con total independencia de las demás, pero sin causarles perjuicio alguno.

– Los políticos son aquellas personas que hacen parte de lo que piensan y poco o nada de lo que dicen.

Página principal:

http://www.ganandobarlovento.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.