Reparación de un presostato Telemecanique XMP

Durante mi temporada estival, tengo unos estupendos vecinos que comparten el agua que una bomba extrae de un pozo. Como todo en esta vida, nada es eterno, y un buen día uno de esos vecinos me comentó que el funcionamiento del sistema del agua del pozo era muy irregular, y al mostrármelo pude constatar como la alta presión del agua estaba a un valor mayor de lo conveniente, y la baja estaba a otro, tan reducido, que provocaba el corte del suministro; algo obviamente inaceptable.

A petición de mi vecino, acudí al local, en las inmediaciones de mi casa, donde está instalada la regulación de la presión del suministro de agua del pozo; allí actué sobre los dos tornillos de regulación del presostato y, tras varias pruebas, llegue a la conclusión de que su funcionalidad estaba dañada, por lo que recomendé a mis vecinos que lo cambiaran por otro nuevo. Así pues, lo que relato seguidamente es la reparación del presostato averiado.

El presostato es un interruptor que conecta y desconecta el equipo que inyecta fluido a un circuito (bombas o compresores eléctricos), con el fin de mantener la presión de éste dentro de un valor máximo y otro mínimo.

El presostato en cuestión es de la marca Telemecanique, modelo XMP, de hasta una presión de 12 Bar (12.24 Kg/cm2). En la Fig. 1 se ven de él las vistas frontal, trasera y lateral.

1

Fig. 1

Un primer vistazo puso de manifiesto que el agujero – señalado con una flecha en la Fig. 2 – por el que se transmite la presión del agua al interior del presostato estaba cegado, hasta el extremo de no poderlo desatascar sin correr el riesgo de dañar algo existente al otro lado del agujero; por lo que tomé la decisión de desmontar la pieza metálica “P” de la Fig. 3.

2 Fig. 2

3 Fig. 3

Para desmontar dicha pieza, es necesario extraer los tornillos marcados con una flecha azul en la Fig. 3. Antes de hacerlo, desmonté la tapa que cubre el presostato, para lo que desenrosqué la pieza señalada con una flecha en la Fig. 4, con lo que queda a la vista el interior del presostato (ver Fig. 5), en ella que se ve la tuerca de regulación de la presión mínima (señalada con la flecha azul) y el tornillo de regulación de la presión máxima (señalado con la flecha blanca).

4

Fig. 4

5

Fig. 5

Los tornillos señalados en la Fig. 3, también mantienen en su sitio las piezas existentes en el interior del presostato, con la particularidad que el empuje del muelle grande tiende a desmontarlas. Tratándose de un mecanismo de regulación, no quise desmontarlo completamente, por lo que opté por mantener en su sitio todas las piezas internas del presostato (obviamente, tras desmontar los tornillos de la Fig. 3), utilizando para ello el dispositivo mostrado en la Fig. 6, que consiste en un sargento que ciñe el conjunto de las piezas internas del presostato a su base, a través de un taco de madera – señalado con una flecha azul en la Fig. 6 – dotado de un agujero que salva el tornillo señalado con una flecha blanca en la Fig. 5, y a través de un puente de acero – que libera del empuje del sargento a la pieza “P” de la Fig. 3 – cuyas dos patas se insertan entre la base de plástico del presostato y dicha pieza “P”, tal como se aprecia en la Fig. 7.

6

Fig. 6

7

Fig. 7

Una vez hecho lo anterior, desmonté los tornillos señalados con flecha azul en la Fig. 3, tras lo que se extrae la pieza “P”, la membrana de goma adherida a ella y una junta tórica, tal como se ve en la Fig. 8.

 8

Fig. 8

Tras despegar la membrana de goma de la pieza “P”, pude dictaminar la causa de la avería, pues, como se ve en la Fig. 9, una gran cantidad de barrillo, óxido y depósitos calcáreos, rellenaban el espacio comprendido entre ambas piezas, lo que provoco la obturación del agujero señalado en la Fig. 2. Así pues, fue necesaria una minuciosa limpieza, tanto de la membrana como de la pieza “P”, que dio como resultado lo que se ve en la Fig. 10. Finalmente volví a montar el presostato sin nada más que reseñar.

9

Fig. 9

10

Fig. 10

Los vecinos, a los que antes me referí, creen que este presostato estuvo funcionando satisfactoriamente durante unos veinte y cinco años, lo que avala la buena calidad que yo creo que tiene este producto.

Página principal:

http://www.ganandobarlovento.es/

4 comentarios sobre “Reparación de un presostato Telemecanique XMP”

  1. Gracias, he visto este post de como lo arreglaba, he hecho lo mismo, he desembozado el agujero que se había quedado en 1 mm escaso y lo he dejado a los 5 mm de origen quitando la cal… y funciona de maravilla, mil gracias. Reciba mi agradecimiento desde Teruel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.